Hace algunos días se dio a conocer la noticia de que empresas de renombre, tales como: IBM, Red Hat, Linux Foundation, Cisco, Akamai, Cloud Native Computing Foundation y VMware lanzaron una iniciativa conjunta de nombres inclusivos para ayudar a empresas y proyectos a eliminar términos políticamente incorrectos u ofensivos del código y la documentación.

La iniciativa ha propuesto una lista de reemplazos que menciona la inadmisibilidad de usar términos como “lista blanca, lista negra, maestro y esclavo” y que se recomienda reemplazar lo antes posible con términos alternativos como lista de permitidos, lista de rechazo, plano de control, controlador primario, réplica, secundario, líder, seguidor, padre, hijo, principal, original y fuente.

El objetivo a largo plazo de la iniciativa es eliminar todo lenguaje dañino y poco claro de cualquier tipo y reemplazarlo con un conjunto acordado de términos neutrales. Definirá procesos y herramientas para reemplazar términos ampliamente utilizados, que incluyen:

  • Una lista exhaustiva y bien investigada de términos que se reemplazarán, incluida la lista blanca, la lista negra, el maestro, el esclavo y otros, junto con las alternativas.
  • Marcos y plantillas de evaluación de idiomas para permitir que la industria avance sin romper los sistemas de software, las dependencias o crear complicaciones innecesarias.
  • Los procesos y la infraestructura que permiten estas transiciones y garantizan que este trabajo solo deba realizarse una vez.
  • Conocimiento de los procesos, sistemas y otros elementos a los que se adjuntan estos términos.

Red Hat ha preparado una lista de reemplazo que cubre los distintos repositorios de proyectos de código abierto.

Dicha lista contiene:337 mil menciones de la palabra “amo”, 105 mil de la palabra “esclavo”, 10 mil de la palabra “lista blanca” y 17 mil de la palabra “lista negra”.

Además, se observa que reemplazar términos inaceptables requerirá una enorme cantidad de trabajo, cubriendo cientos de comunidades, miles de proyectos y repositorios. Al mismo tiempo, se recomienda tener mucho cuidado al cambiar el nombre para evitar posibles infracciones de compatibilidad con versiones anteriores e interrupciones en el trabajo de API conocidas.

Se ofrecerá un marco especial para identificar términos y expresiones inapropiados. Además de los términos antes mencionados, el marco permitirá definir otro tipo de expresiones ofensivas y despectivas.

Por ejemplo, no se recomienda la frase “sanity check”, que puede percibirse como una falta de respeto a las personas con discapacidad. Entre los términos que deben evitarse por su relación con la violencia y el militarismo están las palabras “kill” y “marshal”.

La caja de herramientas y las pautas terminológicas finales están programadas para publicarse en el primer trimestre del próximo año.

Finalmente, si estás interesado en conocer mas al respecto puedes consultar la nota original en el siguiente enlace.