Los desarrolladores de la distribución de Linux, Tails (The Amnesic Incognito Live System) dieron a conocer sus planes para el desarrollo del proyecto en este año 2021.

El cambio más notable será la traducción del entorno de usuario para utilizar el protocolo Wayland, que aumentará la seguridad de todas las aplicaciones gráficas al mejorar el control sobre cómo las aplicaciones interactúan con el sistema.

Por ejemplo, a diferencia de X11 en Wayland, la entrada y la salida están aisladas para cada ventana y el cliente no puede acceder al contenido de las ventanas de otros clientes y tampoco puede interceptar eventos de entrada asociados con otras ventanas.

Hacia finales de año, se planea un lanzamiento de Tails 5.0 basado en la base del paquete Debian 11 (Bullseye).

También se planea trabajar para reelaborar completamente el proceso de lanzamiento de Tor y configurar los nodos de puente de Tor (retransmisión de puente), lo que simplificará el acceso a la red anónima desde países que intentan bloquear Tor.

De los países desde los que los usuarios se conectan con mayor frecuencia a los nodos de puente (puntos de entrada alternativos, cuya información no se publica en el servidor de directorio), dominan Rusia, Irán, EE.UU., Bielorrusia y China.

Otro cambio notable será una interfaz mejorada para configurar el almacenamiento persistente. Se planea reemplazar el script de Perl responsable de trabajar con repositorios persistentes con una nueva implementación escrita en Python y usando la biblioteca GTK y tambien será posible guardar información sobre los nodos del puente Tor seleccionados en el almacenamiento permanente.

Fuente: https://tails.boum.org